En este artículo compartiré una serie de vídeos que te permitirán iniciarte en la técnica de Moxado, una herramienta de terapia muy poderosa que te permitirá tratar numerosos problemas de forma muy efectiva estimulando puntos y canales de acupuntura utilizando el calor de una forma muy particular.

Déjame que te explique entonces qué es la moxa:

La palabra moxibustión, viene del término “mogusa”, un término japonés que identifica a una lana que se obtiene al secar y moler una planta denominada artemisa vulgaris. Luego esa lana se prensa en forma de puros o de conos que se prenden para generar la fuente de calor que luego se aplica sobre la piel utilizando diferentes técnicas para estimularla y producir los beneficios de la moxibustión.

Diferentes tipos de moxibustión

Debes tener en cuenta que hay dos grandes grupos: la moxibustión directa y la indirecta. Para la moxibustión directa se utiliza la mogusa, la artemisa vulgaris, moxa, colocándola directamente sobre la piel, en forma de cono, se prende y el calor iría directamente al punto sobre el que la hemos colocado. Es una técnica que no deberías utilizar si no eres profesional de la Medicina China.

La variante indirecta de esta misma técnica sería colocar una rodaja de jengibre entre el cono y la piel, pero como te digo, son técnicas que no te recomiendo si estás empezando con esta técnica.

Dentro de la moxibustión indirecta está el puro de moxa que será lo que aprenderás en los siguientes vídeos en los que aprenderás a utilizar la moxa para estimular defensas y a aliviar dolor.

Cómo utilizar el puro de moxa

Vamos a ver cómo preparar el puro de moxa y cómo utilizarlo para aplicar calor a las zonas de tratamiento de forma segura.

Necesitamos, por tanto:

  • Un puro de moxa.
  • Una vela que nos servirá de encendedor.
  • Y un trozo de papel de aluminio.

Lo primero que vamos a hacer es encender el puro de moxa acercándolo a la llama de la vela y moviéndolo en círculos para que la llama recorra toda la superficie de la punta del puro y esta se prenda de forma uniforme.

Te recomiendo una buena ventilación de la habitación para que no se acumule en exceso el humo de la moxa y en general, no recomiendo los puros de moxa sin humo, principalmente porque no son artemisa vulgaris y el tipo de calor que genera no tiene nada que ver.

Una vez prendido el puro de moxa, de forma que la punta quede al rojo de forma uniforme, la forma de aplicar es acercar el puro a unos 2 cm de la piel de la zona que vamos a tratar, permanecer unos segundos a esa distancia y cuando sintamos el calor, alejamos y volvemos a acercar, o vamos haciendo recorridos por zonas concretas como te muestro en el siguiente vídeo.

¿Cuándo tenemos que parar? Hasta que la zona se torne roja. Cuando se torne roja la zona de la piel donde estamos trabajando, es el momento de dejar de dar moxa en esa zona.

Es muy importante la presencia durante la aplicación de la moxa, porque mentalmente estamos dirigiendo la intención de lo que estamos haciendo hacia el interior de la zona que estamos trabajando y porque te puedes quemar si no estás atento a lo que estás haciendo.

Una vez finalizada la moxada, cogemos el papel de platina y le hacemos una capucha con el que apagamos el puro de moxa.

Cómo subir defensas con el puro de moxa

Vamos a ver primero cómo colocar el puro de moxa en un punto de acupuntura.Es un punto de fácil localización sobre el que aprenderás cómo aplicar la moxa.

Lo primero es ubicar el punto GQ. Un punto que está entre el índice y el pulgar y que te enseño a localizar en el siguiente vídeo.

Como vamos a trabajar con el puro de moxa que cubre un diámetro bastante amplio, no es necesario que te preocupes demasiado por la localización exacta del punto, otra cosa sería si fuéramos a colocar una aguja, que no es el caso.

Vamos a trabajar bilateralmente, esto es, vamos a trabajar sobre la mano derecha y sobre la mano izquierda.

¿Para qué se estimula con la moxa en puro este punto? Pues principalmente, para subir defensas, para subir la serie blanca. Es un punto de acupuntura que podría considerarse como el segundo o tercero más utilizado para multitud de terapias de tratamiento tanto con aguja como con moxa.

Para subir defensas a personas que realmente están muy bajas de defensas y energía, les recomendaría que lo utilizaran a diario durante una o dos semanas.

Una vez prendida la moxa, acercamos como vimos, el puro de moxa unos dos cm el puro al punto y vamos haciendo giros hasta que empieces a notar el calor. Poco a poco vas a ir notando cómo aumenta la temperatura en la zona y cuando llegues a ese punto en que empieza a hacerse molesto, retiras y vuelves a empezar. Ten en cuenta que desde que la piel se ponga roja tienes que terminar la sesión en ese punto.

Una vez que has trabajado una mano, pasas a la otra y vas alternado y para finalizar apagas el puro utilizando el capuchón de papel de aluminio.

Cómo aliviar el dolor de rodillo con puro de moxa

Vamos a ver ahora cómo aplicar la moxa para aliviar el dolor, concretamente el dolor de rodilla. Sería conveniente, por supuesto, que si te duela la rodilla, por lo menos tengas identificada la causa del dolor, sobre todo si hay bultos en la zona.

Si la causa del dolor es una enfermedad degenerativa como artrosis, artritis, te va a ayudar especialmente el trabajo con moxa. Te recomiendo por supuesto, estos ejercicios para el dolor de rodilla, pero mucho mejor, después de aplicar moxa como te enseño en el siguiente vídeo.

Muy importante tener en cuenta que nunca se aplica moxa sobre ningún tipo de bulto y mucho menos si son tumorales.

Una vez encendida y preparada la moxa, localizamos los puntos que vamos a tratar en la rodilla tal y como te muestro en el siguiente vídeo:

  • Los dos ojos de la rodilla
  • en la parte superior de la rodilla
  • Y lo que yo llamo la sonrisa:

Espero que te sea de utilidad esta información y te anime a probar la moxa y a ponerla en práctica para tu propio beneficio y el de todos los que puedas ayudar.

Si te surge cualquier duda o tienes cualquier pregunta, trataré de respondértela aquí mismo, más abajo, en la zona de comentarios.

Gracias,

Un abrazo!!
Jorge Beltrán,
Terapeuta de MTC, Instrucotor de Chi Kung y Tai Chi Chuan

Sobre Jorge Beltrán


Soy terapeuta de Medicina China desde hace más de 20 años e instructor de Chi Kung, Tai Chi Chuan y Tai Chi Kung. Me encantan las mañanas al levantarme y sentirme vivo, agradecer lo que me ha sido dado y mostrar mi experiencia como ejemplo en cualquier momento del día. Apasionado de la mente y de la evolución del ser humano hasta el final de mis días.