Acutomo - Jorge BeltranEl doctor Zhu Hanzhang inventó hace tres décadas el acutomo, que se considera una de las grandes innovaciones de la medicina china en los últimos años. Lo que hizo el doctor fue inventar una aguja similar a la de acupuntura, de mayor grosor y con una punta parecida a un destornillador para aplicarla, como terapia, a lesiones crónicas de los tejidos blandos, principalmente músculos y tendones.

En Lanzarote, el acupuntor Jorge Beltrán acaba de comenzar a aplicar esta técnica en sus pacientes y ya ha podido comprobar sus ventajas. “El tratamiento es mucho más rápido -dice-; hace poco llegó una señora casi doblada y en una sesión salió caminando; con la acupuntura no consigo eso”. Beltrán lleva dos décadas con la acupuntura en Lanzarote y Fuerteventura y da clases de Tai Chi Chuan y de Chi Kung.

**VIDEO GRATUITO: Cómo Realizar Qi Gong Como Un Experto. ¡Impresionante!
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Se está formando en la acutomoterapia, que considera una “evolución de la acupuntura” con el doctor mexicano Roberto González, del Instituto Politécnico Nacional de México, que es uno de los países que desde hace décadas más apostó por profundizar en la medicina china.

Según señala el doctor González, “lo más sorprendente de la acutomoterapia es que los resultados se observan desde la primera sesión, pues aunque una persona requiera de varias consultas para restablecerse, desde la primera se ve la mejoría. Aplicada por manos expertas, la técnica es muy segura”.

El acupuntor Jorge Beltrán acaba de comenzar a aplicar en Lanzarote esta técnica, que es una evolución de la acupuntura china

El funcionamiento es sencillo. Lo explica Beltrán: “La acutomoterapia ataca las fibrosis, el tejido muerto, que es un traumatismo que se produce por estrés, por malos hábitos posturales, traumatismos o por otras razones”.

Primero se detectan las zonas de dolor, donde se encuentra la fibrosis, palpando. Se marca cada punto y después se hace la punción con esa aguja. Al contrario que en la acupuntura, en la que las agujas permanecen inmóviles, en este caso la aguja se manipula y corta la fibrosis para que el músculo y el tendón vuelvan a funcionar bien. Se corta en medio del tendón para que vuelva a su sitio y adquiera su elasticidad natural y se logra que, extremidades que durante décadas han tenido movimientos limitados, tengan la apertura correcta.

“La recuperación – dice Jorge – es más rápida y es muy útil para dolencias crónicas en deportistas, es un lujo. En cuanto al dolor, la recuperación también es muy rápida, en el cuello es más difícil, pero en hombros y rodilla la diferencia es impresionante”, asegura.

“La acutomoterapia ataca las fibrosis, el tejido muerto, que es un traumatismo que se produce por estrés”, destaca Jorge Beltrán

Beltrán aplica la acutomoterapia de tercera generación. Las dos primeras necesitan anestesia local pero esta no. Se trata de una microcirugía pero no es dolorosa “y no tiene ningún inconveniente”. Está indicada para la cabeza, cuello, cara, piernas o espalda y para dolores derivados de otros órganos. “Si el riñón funciona mal, eso va a generar dolor en la espalda y con esta terapia, el órgano se puede descargar”.

También es eficaz en problemas con las articulaciones, dolores de cabeza, patologías de rodilla, tobillos, omóplatos, artritis, lesiones en la columna vertebral, afecciones en los órganos internos como úlceras gástricas, gastritis, prostatitis, hipertrofia prostática, asma, colitis ulcerativa crónica, estreñimiento crónico o para tratar el cierre del túnel carpiano, que es una dolencia al alza por el uso del ratón del ordenador, y con este sistema no hay que pasar por el quirófano.

El acutomo se puede aplicar cada semana o cada quince días y, con entre tres y siete sesiones, “ya se nota una mejoría”. “Un acutomo puede equivaler a diez sesiones de acupuntura”, dice Jorge Beltrán.

Entrevista realizada por Saúl García para DiarioDeLanzarote.com

Sobre Jorge Beltrán


Soy terapeuta de Medicina China desde hace más de 20 años e instructor de Chi Kung, Tai Chi Chuan y Tai Chi Kung. Me encantan las mañanas al levantarme y sentirme vivo, agradecer lo que me ha sido dado y mostrar mi experiencia como ejemplo en cualquier momento del día. Apasionado de la mente y de la evolución del ser humano hasta el final de mis días.

Pin It on Pinterest

Share This