Ya en los primeros textos que podemos encontrar no sólo dentro de la medicina china sino de la cultura china, se introduce un aspecto en la vida, de unión y al mismo tiempo de separación entre todas las cosas y todos los seres. El concepto del todo (también llamado el concepto del Tao) viene a decir que las personas, o los seres en general, no son entidades aisladas e independientes del resto del Universo, sino que al mismo tiempo que formamos parte del entorno, el entorno forma parte de nosotros.

Haciendo Chi Kung Bajo un Arbol
Uno de los ejemplos más obvios de esta estrecha relación que existe entre
las personas y el entorno, es el de las estaciones y las variaciones climáticas que acompañan a cada una de ellas y su repercusión sobre los seres vivos en general.

¿Cómo te sientes en un día de lluvia, nublado y gris?.
¿Te gusta sentir cómo el viento da en tu cara?.
¿Cómo te encuentras cuando llega el verano y vas a la playa,
o sales por la tarde cuando cae el sol a pasear y los rayos caen sobre tu piel?…

A poco que nos observemos, descubrimos una estrecha relación entre nosotros y nuestro entorno y no es difícil llegar a la conclusión de que las estaciones inciden directamente sobre las personas en sus cuatro niveles: físico, mental, emocional y espiritual.

**VIDEO GRATUITO: Cómo Realizar Qi Gong Como Un Experto. ¡Impresionante!
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

En Medicina China se diferencian cinco órganos y cinco vísceras. El concepto de órgano aquí es mucho más amplio que el occidental y aunque guardan cierta relación de nombre y localización, no son equivalentes: En cada uno de ellos se distinguen los cuatro niveles anteriormente citados, es decir, a cada órgano le corresponde una parte física, otra mental, emocional y espiritual, no es sólo tejido. Además, a cada órgano le corresponde una estación del año en la que se va a sentir más influenciado (dentro de la cultura china se diferencian cinco estaciones no cuatro: primavera, verano, final del verano -estío-, otoño e invierno).

Si atendemos al concepto del todo, hay que entender que a cada órgano le corresponde una estación y que bajo la influencia de dicha estación, el órgano se va a activar de forma diferente a los otros cuatro, y el nivel de influencia de lo que hagamos para fortalecer a dicho órgano se verá ampliamente potenciado. Es como si se nos abriera una puerta directa con el órgano en cuestión para trabajar con él y potenciar su salud y energía en sus cuatro niveles.

Citando la estación en la que se ha escrito este artículo, el otoño, el órgano que le corresponde es el pulmón. A este órgano le corresponde una víscera asociada, el intestino grueso y uno de los cinco elementos: El Metal.

Trabaja sobre el Pulmón en Otoño.

Chi Kung Para el Pulmón
Cuando entra esta estación, el otoño, el pulmón emerge, empieza a florecer. Diciéndolo de otro modo, es el reinado del pulmón. Pero como todo rey cuando ostenta este cargo, es más vulnerable de ser atacado y por eso, hay que protegerlo más. Podemos tonificarlo con:

  • Una buena alimentación.
  • El uso de ciertas hierbas para potenciar la energía del pulmón
  • Una actitud emocional positiva, de fuerza y poder, ejercicios de estiramiento, de respiración consciente, de calentamiento y por supuesto, la práctica de ejercicios de Chi Kung Terapéutico específicos para el pulmón. Una práctica continuada de este tipo de Chi Kung Terapéutico, suave, lento y consiente, con ejercicios incluso de visualización y de dirección de intención para potenciar la energía del metal, harán que el elemento que reina en estos momentos, no sea vulnerable, se vuelva fuerte y al mismo tiempo enérgico, ayudándolo a expandirse, tonificando las defensas, calentando la piel y previniendo cualquier tipo de lo que en Medicina China se llaman agentes patógenos externos y que en medicina occidental se conocen como: resfriados, gripes, etc.

El Chi Kung Terapéutico practicado con una continuidad diaria, aunque sea poco tiempo, va a colmar el cuerpo de defensas, nos va a ayudar a drenar, mover, liberar, regular las emociones y a mantener la mente clara y lúcida, para así dirigir mejor nuestro pensamiento (atención, intención, voluntad, estimulación del lóbulo frontal) hacia zonas de fuerza, poder, alegría y felicidad.

Algunas Recomendaciones Para Estimular el Pulmón y su Víscera Acoplada:

Si quieres activar tu sistema inmune de forma suave te recomiendo un “te de canela en polvo”, en decocción de cinco o 10 minutos. La canela tonifica el pulmón  ayudando a mover la energía por la zona de la piel y así protegernos del viento, frío, etc.

El picante es el sabor que le gusta al elemento metal, siempre en pocas cantidades es un buen estimulante para el pulmón.

Si lo que necesitas es algo más fresco te recomiendo la pera, ya que al ser de color blanco, energéticamente va directo a este órgano.

Siempre ten en cuenta que la víscera acoplada, el intestino grueso, debe estar lo más ligera posible. Esto significa que mínimo hay que evacuar una vez al día. Los cereales integrales de buena calidad, como el arroz, te evitarán molestias intestinales.

Me gustaría que me dejaras un comentario sobre este artículo que acabas de leer y también me contaras un poco y me dijeras cuál es tu principal frustración, o deseo, por el cual te gustaría aprender Chi Kung. Yo personalmente estaré contestando tus preguntas y comentarios.

Jorge Beltrán – Terapeuta
Creador del Curso: http://RecuperaTuSaludConQiGong.com/

Sobre Jorge Beltrán


Soy terapeuta de Medicina China desde hace más de 20 años e instructor de Chi Kung, Tai Chi Chuan y Tai Chi Kung. Me encantan las mañanas al levantarme y sentirme vivo, agradecer lo que me ha sido dado y mostrar mi experiencia como ejemplo en cualquier momento del día. Apasionado de la mente y de la evolución del ser humano hasta el final de mis días.

Pin It on Pinterest

Share This