Enviado por en Conceptos Teóricos | 4 Comentarios

Teoría de los Órganos y Vísceras

La MMedicina Tradicional China: Órganos y Víscerasedicina Tradicional China desde el punto de vista anatómico y funcional considera la existencia de 5 órganos: pulmón, corazón, hígado, bazo y riñón; y 6 vísceras: estómago, intestino grueso, intestino delgado, vejiga, vesícula biliar y triple calentador (sanjiao).

A continuación haremos una breve introducción de la función que la Medicina Tradicional China le atribuye a cada uno de estos órganos y vísceras.

A modo de aclaración: Cuando en medicina china nos referimos al hígado, o al corazón u otro órgano o víscera nos estamos refiriendo al hígado o corazón de la medicina occidental, se refiere a un concepto “simbólico” enunciado hace más de 2000 años y no se debe tomar como igual o equivalente; por eso cuando se dice: el bazo está en deficiencia no significa que el órgano bazo de la medicina occidental esté teniendo problemas para controlar la sangre u otro aspecto asociado con el bazo en medicina occidental.

  • Órganos

Para esta medicina, los órganos constituyen el núcleo funcional principal de todo el organismo. Prácticamente toda la fisiología y fisiopatología se puede  reflejar en los cinco  órganos.

De cada uno de ellos se explicarán, en forma somera, sus principales funciones. Además, se referirán otros aspectos que generalmente también guardan estrecha relación con la fisiopatología.

**VIDEO GRATUITO: Cómo Realizar Qi Gong Como Un Experto. ¡Impresionante!
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

De cada órgano, se dice que tiene una ventana de apertura al exterior que son los órganos de los sentidos. Esa ventana depende del órgano en cuestión, por ejemplo, los ojos son la ventana al exterior del hígado, la nutrición de ellos depende  de la energía del hígado, por eso los ojos pueden reflejar la actividad funcional,  buena o mala del hígado.

Dentro de la teoría de los cinco elementos, a cada elemento se le asigna un   órgano, un color, un sabor, una estación del año, una energía patógena, una hora del día, una estrella, un punto cardinal, etc. Estos aspectos también serán considerados en este apartado para cada órgano.

1) Pulmón

El pulmón es el órgano que se ubica en la región más alta del cuerpo,  toma su energía del aire y la transforma en energía útil para el cuerpo.
Sus principales funciones son:

  1. Controla la energía
  2. Hace confluir todos los vasos sanguíneos
  3. Controla el descenso dispersión
  4. Moviliza los líquidos
  5. Controla los ciclos.

Ventana hacia el exterior: nariz

Estación (época de máxima actividad): otoño

Hora del día (hora de máxima acción): tarde (el “otoño” del día)

Energía patógena: sequedad

Color: blanco

Punto cardinal: poniente

2) Corazón

El corazón es el emperador de la corte de los órganos. Este órgano es el que se encarga de mover, de impulsar la sangre a través de los vasos sanguíneos. Al dominar la fuerza de la sangre,  domina, controla la actividad espiritual, definiéndose al espíritu como la expresión externa de la actividad vital. El alma, el psique de los griegos, para la Medicina Tradicional China, es espíritu.

Ventana hacia el exterior: lengua

Estación: verano

Hora del día: medio día

Energía patógena: calor

Color: rojo

Punto cardinal: sur

3) Hígado

La concepción que se tiene del hígado dentro de la Medicina Tradicional China es muy interesante, se le atribuye la función de favorecer la adecuada circulación de todos los procesos vitales. Se encarga  de  que la energía fluya, progrese ininterrumpidamente, que no haya ninguna obstrucción. De esta manera asegura el continuo paso de la energía hacia todos los demás órganos para que realicen adecuadamente sus funciones. Si se debilita su función, además de afectar secundariamente a otros sistemas, se puede producir el “síndrome de estancamiento de la energía del hígado”,  manifestando principalmente por dolor toraxicocostal, dolor mamario, tendencia a la depresión y/o irritabilidad, etc.

Derivado también de esta función, el hígado puede desarrollar una actividad muy particular que se conoce como “función depuradora de emociones”. Esta función permite que el organismo no retenga alguna emoción, buena o mala, durante mucho tiempo. Un disgusto genera una serie de alteraciones fisiológicas del organismo (aumenta frecuencia cardiaca, sube la presión arterial, incrementa la actividad secretoria del aparato digestivo, etc.).  Depurar estos sentimientos, es la función del hígado. Definido de otra forma, el hígado es el órgano encargado de proporcionar al organismo “paz interna”.

La función depuradora de emociones del hígado permite que la reacción del organismo sea “normal” ante una emoción fuerte, es decir, evitar daños funcionales, físicos o emocionales. Por ejemplo, una fuerte angustia, un ataque de ira, en condiciones normales, y gracias a la función “depuradora” del hígado, en poco tiempo se controla sin provocar malestar, se olvida y queda en paz.

Si la función depuradora estuviera deteriorada, entonces el individuo no se recuperaría del enojo y además podrían surgir otros malestares como dolor de cabeza, dolor abdominal, insomnio, sabor amargo o mal sabor de boca, etc.

Cuando la función depuradora del hígado es deficiente, aun ante situaciones insignificantes, la persona reacciona de forma exagerada. Es entonces cuando nos referimos a que una persona es muy irritable, considerándolo ya como un síntoma de mal funcionamiento.

Ahora bien, cuando la persona se encontrara en buenas condiciones generales de salud, si el estímulo, la agresión, la pena, etc., es muy grande o por tiempo prolongado, calificándose como sobreexcitación de las emociones, entonces se desencadena una lesión en algún órgano y,  muy probablemente,  también se ve afectada la función depuradora de emociones del hígado.

Otra función que se atribuye al hígado es  almacenar la sangre. El corazón la impulsa y el hígado la almacena. Se dice que el asiento del espíritu es la sangre, así que el hígado que  almacena adecuadamente la sangre, provee al organismo de un asiento fuerte, potente, para el espíritu. A través de su función “almacenadora” de sangre, el hígado nutre  los tendones y da fuerza y elasticidad suficiente al cuerpo. Por esto, dentro de la corte de los órganos, al hígado se le ubica como el “jefe militar”.

Ventana hacia el exterior: ojos

Estación: primavera

Hora del día: mañana

Energía patógena: viento

Color: verde

Punto cardinal: oriente

4) Bazo

El bazo es el órgano que se encuentra en el centro. Una de sus funciones primordiales es la de llevar a cabo la transformación y distribución de los alimentos. Es el que toma los productos de la naturaleza, los alimentos, y los convierte en energía nutritiva, obtiene la energía más útil, más esencial de los mismos, y la ofrece a cada una de las partes del cuerpo.

La energía que se encarga de la formación de la sangre es la energía alimenticia que proviene de la sangre, por esto se dice también que el bazo se encarga de la producción de la sangre.

Otra función del bazo es asegurar que la sangre permanezca dentro de los vasos sanguíneos, evitando así hemorragias y otros trastornos vasculares o de coagulación.

Se le atribuye también la función de  mantener a todos los órganos en su sitio, evitando caídas (gastroptosis, nefroptosis, prolapso uterino, etc.). Como órgano del centro, nutre a las cuatro extremidades y a los músculos.

Ventana hacia el exterior: labios

Estación: canícula

Hora del día: las primeras horas de la tarde

Energía patógena: humedad

Color: amarillo

Punto cardinal: centro

5) Riñón

El riñón es un órgano importante para la Medicina Tradicional China. Este se localiza en la región más inferior del organismo, es, en consecuencia, el órgano más yin, más  materia. Se encarga de almacenar la energía ancestral, energía que nuestros padres nos otorgan en el momento de la gestación, responsable de continuar con los procesos de crecimiento y desarrollo, es la energía encargada de dar el “soplo de la vida”, es la “llama”  prendida que  impulsa y promueve las funciones del organismo.

El riñón es el almacén de la energía ancestral, es el encargado de preservar la especie ya que la función sexual también depende de este órgano.

Por otra parte, el riñón es el encargado de la producción de la orina y junto con la vejiga tienen la función de expulsarla. El buen funcionamiento de los esfínteres del ano y la uretra, depende directamente del riñón.

La fortaleza de los huesos, así como el lustre y resistencia del pelo, depende de la nutrición que les proporciona el riñón.

Ventana hacia el exterior: oído

Estación: invierno

Hora del día: noche

Energía patógena: frío

Color: negro

Punto cardinal: norte

  • Vísceras

Las vísceras se entienden como vasijas, receptáculos, etc.  Se relacionan a yang cuya característica es el movimiento continuo, por ejemplo: el movimiento de los alimentos en el estómago debe ser continuo, no debe haber estancamiento, debe llenarse y vaciarse (a diferencia de los órganos yin que están siempre llenos y almacenando). Cuando el estómago está lleno el intestino debe estar vacío; en el momento en que el estómago se vacía el intestino se llena y así sucesivamente.

1) Estómago

El estómago es el que se ocupa de la recepción y, junto con la acción del bazo, se encarga de la digestión y posteriormente de la transformación y distribución de los alimentos.

2) Intestino delgado

El intestino delgado, también junto con el bazo, participa en la función antes mencionada.

3) Intestino grueso

El intestino grueso se encarga del control de la consistencia de las heces fecales y de su expulsión.

4) Vesícula biliar

La vesícula biliar se dedica al almacenamiento de la bilis y auxilia  al hígado en su proceso de depuración. La vesícula biliar es considerada como la víscera del centro que se encarga de la toma de decisiones.

5) Triple Calentador o Sanjiao

El Sanjiao o el triple calentador (calentador superior, medio e inferior), es el sistema de intercomunicación, también llamado canal del agua, que permite la transmisión de energía y líquidos de arriba hacia  abajo y viceversa.

6) Vejiga

La vejiga junto con el riñón se ocupa del almacenamiento y excreción de la orina.

El sistema de canales colaterales y la teoría de órganos y vísceras son los dos sistemas propios de la Medicina Tradicional China.

Jorge Beltrán – Terapeuta
Creador del Curso: http://RecuperaTuSaludConQiGong.com/

 

La Medicina Tradicional China desde el punto de vista anatómico y funcional considera la existencia de 5 órganos: pulmón, corazón, hígado, bazo y riñón; y 6 vísceras: estómago, intestino grueso, intestino delgado, vejiga, vesícula biliar y triple calentador (sanjiao).

 

A continuación haremos una breve introducción de la función que la Medicina Tradicional China le atribuye a cada uno de estos órganos y vísceras.

 

A modo de aclaración: Cuando en medicina china nos referimos al hígado, o al corazón u otro órgano o víscera nos estamos refiriendo al hígado o corazón de la medicina occidental, se refiere a un concepto “simbólico” enunciado hace más de 2000 años y no se debe tomar como igual o equivalente; por eso cuando se dice: el bazo está en deficiencia no significa que el órgano bazo de la medicina occidental esté teniendo problemas para controlar la sangre u otro aspecto asociado con el bazo en medicina occidental.

 

Órganos

Para esta medicina, los órganos constituyen el núcleo funcional principal de todo el organismo. Prácticamente toda la fisiología y fisiopatología se puede  reflejar en los cinco  órganos.

 

De cada uno de ellos se explicarán, en forma somera, sus principales funciones. Además, se referirán otros aspectos que generalmente también guardan estrecha relación con la fisiopatología.

 

De cada órgano, se dice que tiene una ventana de apertura al exterior que son los órganos de los sentidos. Esa ventana depende del órgano en cuestión, por ejemplo, los ojos son la ventana al exterior del hígado, la nutrición de ellos depende  de la energía del hígado, por eso los ojos pueden reflejar la actividad funcional,  buena o mala del hígado.

 

Dentro de la teoría de los cinco elementos, a cada elemento se le asigna un   órgano, un color, un sabor, una estación del año, una energía patógena, una hora del día, una estrella, un punto cardinal, etc. Estos aspectos también serán considerados en este apartado para cada órgano.

 

1) Pulmón

El pulmón es el órgano que se ubica en la región más alta del cuerpo,  toma su energía del aire y la transforma en energía útil para el cuerpo.

Sus principales funciones son:
1. Controla la energía
2. Hace confluir todos los vasos sanguíneos
3. Controla el descenso dispersión
4. moviliza los líquidos
5. Controla los ciclos.

 

Ventana hacia el exterior: nariz

Estación (época de máxima actividad): otoño

Hora del día (hora de máxima acción): tarde (el “otoño” del día)

Energía patógena: sequedad

Color: blanco

Punto cardinal: poniente

 

 

2) Corazón

El corazón es el emperador de la corte de los órganos. Este órgano es el que se encarga de mover, de impulsar la sangre a través de los vasos sanguíneos. Al dominar la fuerza de la sangre,  domina, controla la actividad espiritual, definiéndose al espíritu como la expresión externa de la actividad vital. El alma, el psique de los griegos, para la Medicina Tradicional China, es espíritu.

 

 

Ventana hacia el exterior: lengua

Estación: verano

Hora del día: medio día

Energía patógena: calor

Color: rojo

Punto cardinal: sur

 

3) Hígado

La concepción que se tiene del hígado dentro de la Medicina Tradicional China es muy interesante, se le atribuye la función de favorecer la adecuada circulación de todos los procesos vitales. Se encarga  de  que la energía fluya, progrese ininterrumpidamente, que no haya ninguna obstrucción. De esta manera asegura el continuo paso de la energía hacia todos los demás órganos para que realicen adecuadamente sus funciones. Si se debilita su función, además de afectar secundariamente a otros sistemas, se puede producir el “síndrome de estancamiento de la energía del hígado”,  manifestando principalmente por dolor toraxicocostal, dolor mamario, tendencia a la depresión y/o irritabilidad, etc.

Derivado también de esta función, el hígado puede desarrollar una actividad muy particular que se conoce como “función depuradora de emociones”. Esta función permite que el organismo no retenga alguna emoción, buena o mala, durante mucho tiempo. Un disgusto genera una serie de alteraciones fisiológicas del organismo (aumenta frecuencia cardiaca, sube la presión arterial, incrementa la actividad secretoria del aparato digestivo, etc.).  Depurar estos sentimientos, es la función del hígado. Definido de otra forma, el hígado es el órgano encargado de proporcionar al organismo “paz interna”.

 

La función depuradora de emociones del hígado permite que la reacción del organismo sea “normal” ante una emoción fuerte, es decir, evitar daños funcionales, físicos o emocionales. Por ejemplo, una fuerte angustia, un ataque de ira, en condiciones normales, y gracias a la función “depuradora” del hígado, en poco tiempo se controla sin provocar malestar, se olvida y queda en paz.

 

Si la función depuradora estuviera deteriorada, entonces el individuo no se recuperaría del enojo y además podrían surgir otros malestares como dolor de cabeza, dolor abdominal, insomnio, sabor amargo o mal sabor de boca, etc.

 

Cuando la función depuradora del hígado es deficiente, aun ante situaciones insignificantes, la persona reacciona de forma exagerada. Es entonces cuando nos referimos a que una persona es muy irritable, considerándolo ya como un síntoma de mal funcionamiento.

 

Ahora bien, cuando la persona se encontrara en buenas condiciones generales de salud, si el estímulo, la agresión, la pena, etc., es muy grande o por tiempo prolongado, calificándose como sobreexcitación de las emociones, entonces se desencadena una lesión en algún órgano y,  muy probablemente,  también se ve afectada la función depuradora de emociones del hígado.

 

Otra función que se atribuye al hígado es  almacenar la sangre. El corazón la impulsa y el hígado la almacena. Se dice que el asiento del espíritu es la sangre, así que el hígado que  almacena adecuadamente la sangre, provee al organismo de un asiento fuerte, potente, para el espíritu. A través de su función “almacenadora” de sangre, el hígado nutre  los tendones y da fuerza y elasticidad suficiente al cuerpo. Por esto, dentro de la corte de los órganos, al hígado se le ubica como el “jefe militar”.

 

Ventana hacia el exterior: ojos

Estación: primavera

Hora del día: mañana

Energía patógena: viento

Color: verde

Punto cardinal: oriente

 

4) Bazo

El bazo es el órgano que se encuentra en el centro. Una de sus funciones primordiales es la de llevar a cabo la transformación y distribución de los alimentos. Es el que toma los productos de la naturaleza, los alimentos, y los convierte en energía nutritiva, obtiene la energía más útil, más esencial de los mismos, y la ofrece a cada una de las partes del cuerpo.

 

La energía que se encarga de la formación de la sangre es la energía alimenticia que proviene de la sangre, por esto se dice también que el bazo se encarga de la producción de la sangre.

 

Otra función del bazo es asegurar que la sangre permanezca dentro de los vasos sanguíneos, evitando así hemorragias y otros trastornos vasculares o de coagulación.

 

Se le atribuye también la función de  mantener a todos los órganos en su sitio, evitando caídas (gastroptosis, nefroptosis, prolapso uterino, etc.). Como órgano del centro, nutre a las cuatro extremidades y a los músculos.

 

Ventana hacia el exterior: labios

Estación: canícula

Hora del día: las primeras horas de la tarde

Energía patógena: humedad

Color: amarillo

Punto cardinal: centro

 

 

5) Riñón

El riñón es un órgano importante para la Medicina Tradicional China. Este se localiza en la región más inferior del organismo, es, en consecuencia, el órgano más yin, más  materia. Se encarga de almacenar la energía ancestral, energía que nuestros padres nos otorgan en el momento de la gestación, responsable de continuar con los procesos de crecimiento y desarrollo, es la energía encargada de dar el “soplo de la vida”, es la “llama”  prendida que  impulsa y promueve las funciones del organismo.

 

El riñón es el almacén de la energía ancestral, es el encargado de preservar la especie ya que la función sexual también depende de este órgano.

 

Por otra parte, el riñón es el encargado de la producción de la orina y junto con la vejiga tienen la función de expulsarla. El buen funcionamiento de los esfínteres del ano y la uretra, depende directamente del riñón.

 

La fortaleza de los huesos, así como el lustre y resistencia del pelo, depende de la nutrición que les proporciona el riñón.

 

Ventana hacia el exterior: oído

Estación: invierno

Hora del día: noche

Energía patógena: frío

Color: negro

Punto cardinal: norte

 

 

Vísceras

Las vísceras se entienden como vasijas, receptáculos, etc.  Se relacionan a yang cuya característica es el movimiento continuo, por ejemplo: el movimiento de los alimentos en el estómago debe ser continuo, no debe haber estancamiento, debe llenarse y vaciarse (a diferencia de los órganos yin que están siempre llenos y almacenando). Cuando el estómago está lleno el intestino debe estar vacío; en el momento en que el estómago se vacía el intestino se llena y así sucesivamente.

 

1) Estómago

El estómago es el que se ocupa de la recepción y, junto con la acción del bazo, se encarga de la digestión y posteriormente de la transformación y distribución de los alimentos.

 

2) Intestino delgado

El intestino delgado, también junto con el bazo, participa en la función antes mencionada.

 

3) Intestino grueso

El intestino grueso se encarga del control de la consistencia de las heces fecales y de su expulsión.

 

4) Vesícula biliar

La vesícula biliar se dedica al almacenamiento de la bilis y auxilia  al hígado en su proceso de depuración. La vesícula biliar es considerada como la víscera del centro que se encarga de la toma de decisiones.

 

5) Triple Calentador o Sanjiao

El Sanjiao o el triple calentador (calentador superior, medio e inferior), es el sistema de intercomunicación, también llamado canal del agua, que permite la transmisión de energía y líquidos de arriba hacia  abajo y viceversa.

 

6) Vejiga

La vejiga junto con el riñón se ocupa del almacenamiento y excreción de la orina.

 

El sistema de canales colaterales y la teoría de órganos y vísceras son los dos sistemas propios de la Medicina Tradicional China.

Sobre Jorge Beltrán


Soy terapeuta de Medicina China desde hace más de 16 años e instructor de Chi Kung, Tai Chi Chuan y Tai Chi Kung desde hace unos 11 años. Me encantan las mañanas al levantarme y sentirme vivo, agradecer lo que me ha sido dado y mostrar mi experiencia como ejemplo en cualquier momento del día. Apasionado de la mente y de la evolución del ser humano hasta el final de mis días.

  1. Hola Doctor: Me disnosticaron hernia de hiato y sufro de esofaguitis, que me quema hasta la garganta, la lengua y la espalda, comencé a practicar chi kung, mi pregunta es con acupuntura se puede tratar? Desde ya, muchas gracias.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.